Duff McKagan: «me gustó la rabia de Axl Rose en el primer concierto en el que le vi cantar»

Duff McKagan: «me gustó la rabia de Axl Rose en el primer concierto en el que le vi cantar»

Escrito por: David López   @FyDescritura    31 agosto 2019     2 minutos

Duff McKagan ha querido repasar cómo fue su primer contacto con Slash y Axl Rose. El bajista también recuerda su bagaje punk.

Duff McKagan ha querido repasar cómo fue su primer contacto con Slash y Axl Rose. El bajista también recuerda su bagaje punk. De hecho, recuerda que fue a ver a The Clash en su Seattle natal, «había solo 100 personas en la escena punk de la ciudad. Allí habría unas 125 porque creo que asistieron algunos colegiales. Hacer pogo en el 79 era complicado. La seguridad del teatro Paramount no sabía de qué iba la cosa y le dieron un puñetazo a un colega nuestro que le rompió la nariz».

«Paul Simonon, bajista de la banda, paró el concierto, pilló un hacha para incendios y Joe Strummer dijo que iban a destrozar a hachazos la barrera de protección para que no hubiera diferencias entre el público y ellos. Ese momento fue como una revelación» comenta.

Gunsnroses

En 1984 se mudó a Los Angeles «con una guitarra y con un bajo aunque también era batería. No sabía qué iba a hacer. Mi guitarra me la robaron. La policía vino a mi asqueroso apartamento y se la llevaron. Pensaban que la había robado. Me quedé con el bajo. Fue entonces cuando los Guns comenzaron, Pensé que quería ser como Randy Rampage de D.O.A., como Simonon o como Lemmy».

«Me encontré con Slash la primera semana gracias a un anuncio. Sus influencias eran Alice Cooper y Fear. Pensaba que iba a ser un tipo punk de mi edad, pero no lo era. Había visto a The Germs y me llevó a ver a los L.A. Guns donde cantaba Axl. Tenía la misma fuerza que Henry Rollins cuando le vi en el 81. Se había preparado el concierto. Me gustó su rabia, no era falsa como supe reconocer. Me siguen gustando esos grupos que dan algo de miedo».

«Cuando el grupo creció me seguía sintiendo en deuda con el punk. Estoy sobrio desde el 94 y es cuando me di cuenta, gracias a las artes marciales, de que estaba comenzando a ser responsable de mis acciones pasadas. Supe abrirme a otra gente. He hecho todo tipo de giras desde ese año. Si lees tres versiones de la misma historia encontrarás la verdad».

«Comencé a hablar con la gente que venía a los conciertos. Siempre te hablan de su experiencia y seguro que te dicen algo más que lo que le cuentan a su terapeuta o a su mejor amigo. Nadie te pregunta a quién has votado. A nadie le importa. Hemos tocado en Kuala Lumpur y en Abu Dhabi donde las mujeres con burka hace lo mismo que un tío en Little Rock (Arkansas): levantar el puño y disfrutar. Creo que hay una burbuja de unidad en esto del rock». Esperamos tus comentarios sobre estas declaraciones.

Vía | Blabbermouth

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.