Hablamos con Paco Roji, autor del libro Rockberto, el chavea del Guadalmedina

Hablamos con Paco Roji, autor del libro Rockberto, el chavea del Guadalmedina

Escrito por: David López   @FyDescritura    3 noviembre 2021     7 minutos

Paco Roji es uno de esos malagueños profundos, buscavidas y buena gente que son tan habituales en Málaga. Hablamos con él sobre la biografía de Rockberto.

Paco Roji es uno de esos malagueños profundos, buscavidas y buena gente que son tan habituales en Málaga. Hablamos con él sobre la biografía de Rockberto. Y es que Roberto no está muerto y quizá esté de parranda por ahí. Lo que está claro es que Roji, amigo personal y seguidor de su carrera, era el autor perfecto para esta magna obra de más de 600 páginas que se presenta hoy mismo, 3 de noviembre, en el salón de actos del Rectorado de la UMA en la Avenida de Cervantes, 2 (junto al ayuntamiento) a las 19:30 horas. El libro lo puedes comprar en esta web.

Rockberto

– Ante todo, gracias por responder a esta entrevista para Miusyk. Nos vimos en Flamenka, tu legendaria tienda, y ya tenías parte de los documentos personales de Roberto. Me comentaste que querías hacer algo con ello, pero no sabías qué. ¿Cómo y cuándo surge la idea de darle forma a este libro?

Gracias a ti por la entrevista. Recuerdo tu visita. Empezaba ya a trabajar en los artistas flamencos malagueños, como Carrete de Málaga (2.010) y la idea ya estaba empezando a coger forma. Tenía claro que continuando con esa labor de documentación daría fruto en otras iniciativas. La primera foto que le hice a él fue en 1.994 si saber que veintisiete años después escribiría este libro. Desde que falleció en junio de 2.011 tuve claro que quería hacer su biografía.

– También eres autor de biografías de artistas flamencos. ¿Has cambiado el enfoque a la hora de trabajar en este libro o has aplicado el mismo método?

Lo he trabajado igual. Con el paso del tiempo te vienen ideas y en este ha habido cosas diferentes. También es mi primer trabajo en solitario porque los anteriores los había realizado con otras personas. Creas en solitario. A pesar de ser extenso, es un libro muy llevadero. Son diez capítulos de los cuales siete nos acercan a su vida personal y artística. Un capítulo dedicado a las letras escritas por él y por Juan Miguel González. Otra entrada con bastante material inédito… Me he dejado llevar por el personaje que al menos para mí es muy importante para el resultado final. A mi esquema de siempre de mogollón de texto y de material le he dado mucha vida. Y un enfoque
nuevo, que hay que descubrir.

– ¿Qué nos vamos a encontrar en este Rockberto, el chavea de Guadalmedina?

Hojas llenas de amor, cariño y pasión hacia un músico que era amigo y una gran persona. La participación de mucha gente. El prólogo es del productor musical Ricardo Pachón autor de sus primeros tres trabajos (Mezcalina en 1980, Inoxidable en 1991 y La parte chunga en 1998). Participan el periodista Héctor Márquez con una semblanza del personaje, además de incluir algunas de sus entrevistas al grupo; el crítico Luis Clemente con una nota sobre el sonido Tabletom y Rockberto; la poetisa Mariví Verdú acordándose tras su fallecimiento. El poeta Juan Miguel González tiene su espacio a su medida y nos cuenta cómo fue el encuentro entre ambos y esa relación. El escritor y flamencólogo Ramón Soler Díaz, con el que he escrito varios libros de flamenco, además de corregir el texto ha realizado el epílogo. El cantante del grupo Marea, Kutxi Romero, cuenta el día que se conoció a Rockberto y el grupo, y de su participación en el tema «Guadalmedina». Jesús Ortiz que me ha aportado todo lo que tenía y que fue un baluarte muy importante en los primeros años del grupo… Luego mencionar a Pablo Gª Soto, Rosario Santos, José Victor Otero, Lole Almagro, Federico Urdiales, Juani Larrubia, Antoñito Leiva, Alberto el Bomba, José Llerena, Salvi Zurita, Alfonso Bueno, Lito, Nono Higueras, Luis Mauricio, Salvi Laporte, Andrés Toval, Antonio Rosado, Ángel Navas, su familia… Una lista interminable porque Roberto era un ser querido por mucha gente.

– El libro está a la altura de cualquier biografía de una leyenda del rock tanto en contenido, más de 600 páginas, como en la calidad de su edición. ¿Fue decisión tuya o de la UMA el darle este formato tan acorde con un lanzamiento de este tipo?

La decisión fue mía, acercándome a hablar con ellos, pero fue su responsable Tecla Lumbreras como Vicerrectora de Cultura de la Universidad de Málaga la que le dio el visto bueno al trabajo. Está diseñado, en maquetado y editado maravillosamente por la Universidad de Málaga. Tecla y su equipo chapó. Y el formato lo fuimos puliendo en ese proceso.

– ¿Consideras que será una obra de autoconsumo en Málaga o que será una obra de culto para los amantes del rock en general?

Ambas son posibles. En zu Málaga es un ídolo donde cuenta con un busto y miles de admiradores. Varias generaciones, de abuelos a nietos, saben de él y sobre todo del grupo donde estuvo 35 años, Tabletom. Desde la aparición en redes sociales de la presentación de su biografía ya me han escrito desde diferentes provincias. Rockberto ha recorrido España varias veces con Tabletom. Desde abril de 1977 en que empiezan a dar conciertos sus citas a festivales de rock eran habituales. Tocan en la inauguración de la Sala la Vihuela – La Cochu en Madrid en 1978, en la fiesta de la Aberri Eguna de 1978 en Bilbao, en el teatro Lope de Vega en 1978, la gira histórica por toda Andalucía en febrero de 1980 junto a Camarón y Tomatito; Silvio, Patanegra, Carlos Cano, María Jiménez…

– ¿Quién ha colaborado contigo para darte información sobre Roberto? ¿Has tenido algún problema a este respecto?

Ha sido un trabajo personal apoyado en entrevistas a amigos, familiares, compañeros de profesión a lo que se suman recortes de prensa, carteles, cartas… que han dado forma a un todo. Ha sido un trabajo intensísimo de diez años y sin ningún problema.

– ¿Has descubierto algo que no supieras de Roberto?

Muchísimas cosas. La vida de Rockberto desde su niñez siendo hijo de madre soltera, su problema de espalda, sus inicios en la música, su primera aparición en prensa en 1968, su única salida fuera de España a actuar con un grupo, la participación en un grupo rumbero… Y sobre todo con las cartas del músico, amigo y compañero Enrique García. Una correspondencia que tuvo con Roberto desde 1970 a 1974 en los viajes que realizo Rockberto a Francia y a Holanda. Me ha dado una visión de cómo se expresaba, como escribía y dibujaba… con apenas 20 años. Todo el libro es una sorpresa.

– ¿Cómo describirías a Roberto a alguien que no conozca su música o su leyenda?

Un ser intelectual, consumidor de libros de todo tipo, culto. Cariñoso, amigo de todo el mundo. Respetuoso. Un músico a la altura de los grandes. Camarón de la Isla lo idolatraba. Artistas de distintas generaciones como Kiko Veneno, Raimundo Amador, Rober de Extremoduro, Kutxi Romero de Marea, Pepillo de Jarrillo de Lata han hablado siempre maravillas de él, además de apreciar sus facetas de cantante y de compositor.

– Si quieres añadir algo, ahora es el momento.

Olvidé decir que el libro cuenta con al menos dos grandes sorpresas, una en forma de música y otra en el desarrollo. Además de ejercicios para hacer en casa. Ya está aquí. Ahora sí. Tú fuiste el único que le echaste valor. Va por ti, Rockberto.


Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.