24 julio 2012 Críticas, Heavy Metal

Leithian promo

Comenzamos esta segunda parte de nuestra crítica de Sin límites de Leithian con la balada Profundo palpitar. Una melodía dulce de piano acompaña a la voz, que clama sobre amores dolorosos. Se trata del tema más largo de los once que componen el álbum, con más de 6 minutos de duración. Hacia la parte final entran en escena batería y guitarra, y el vocalista se muestra más feroz, sin abandonar el espíritu de la canción.

Metemos traca y velocidad con Te esperaré, que cuenta con un estribillo interesante: pesado a la par que melódico. Queda claro que los agudos de Cebrián no son los mejores del panorama, sin llegar a sobrar en el disco, pues sabe alargar las frases sin que llegue a desentonar en la composición.

Con una intro un tanto tribal que casi podría pertenecer a un track de Sepultura o Vita Imana, Memoria oscura hace honor a su nombre y nos muestra la faceta más pesada y negra de Leithian. Los teclados y la voz nos recuerdan que seguimos junto a los valencianos, quienes ahora nos hablan sobre la guerra y sus horrores, en sintonía con la música.

Matar o morir se inicia con una melodía de piano que en esta ocasión no acompaña al nombre del corte. Tras minuto y medio de correcta instrumental entra José para aclararnos que también aquí ha venido a hablarnos sobre una mujer y los sentimientos que evoca. Eso sí, sobre un ritmo más marcado que en la mayoría de anteriores firmas.

Un legado a rescatar es el último de los once temas de Sin límites. Para cerrar su obra los de Valencia han decidido dar rienda suelta a su vena más ecologista en un track que nos habla sobre ecosistemas, glaciares y, en definitiva, de nuestro planeta Tierra, hogar “a rescatar”.

Nunca está de más que nos recuerden que los incendios, la contaminación y la destrucción de la vida en muchas partes del globo es nuestra responsabilidad, y que debemos luchar en la medida de nuestras posibilidades por evitar semejantes excesos. Podemos ver que este tema pertenece a la actualidad en desastres como los incendios que asolan Cataluña en estos instantes.

En general se trata de un disco con un aire muy optimista, que nos impele a la lucha constante por lo que amamos. Leithian nos ofrecen un power metal muy melódico y comprometido, siempre con un enfoque positivo y esperanzado. Además muestran un sonido propio y personal. Como dije al principio de esta crítica, habrá que estar atentos a los siguientes pasos en la carrera de los valencianos. No me sorprendería que en pocos años pasasen a formar parte de la primera división nacional.

La edición física del álbum está más que cuidada. Fondo de árboles quemados, etiqueta nominal en ambos cantos de la caja… Incluye un libreto de 12 páginas con fotografías promocionales de calidad, las letras de los once cortes musicales, la portada, los agradecimientos de cada miembro de la banda y detalles sobre la grabación, producción y edición del disco. Un lujo de suplemento, oigan.

Ha sido grabado junto a Óscar Ruiz (Heldar) y masterizado por Justin Shturtz en los Sterling Sounds de Nueva York, donde se han preparado discos de formaciones como AC/DC, Bon Jovi o Korn, entre otros. La portada ha sido creada por Rubén Garcera, mientras que las fotografías son cortesía Ana Raga (Animagen), quien también se ha encargado del diseño y la maquetación junto a Lorenzo Bustos.

También puedes leer la primera parte de esta crítica.

Actualización: Leithian han publicado el videoclip de Te esperaré.

Vídeo | Canal oficial de Leithian en YouTube

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *