16 marzo 2012 Entrevistas, Hip-Hop, Miusyk, Rap

Xcese MiusykEn Juego Limpio dices “¿de qué sirve la fama si no puedo pagar esas facturas?”. ¿Es el rap un modo de ganarte la vida o un simple hobby complementario?

A mí todavía no me da sustento al 100%, todavía tengo que buscarme la vida por ahí para pagar el alquiler. Tampoco puedo decir que esté viviendo del aire: el rap me da de comer para sobrevivir, pero no para comprarme una mansión, ni un piso, ni para tener un coche pagado ni nada por el estilo, pero para pagar mi alquiler todos los meses me da, a veces mejor y a veces peor.

Lo que yo quería decir con esa frase es que la peña piensa que estás viviendo en una mansión o en un harén rodeado de tías y que tienes 25 deportivos en la puerta, y mi realidad no es esa. Uno entra en el juego del ego-trip y se tira sus vaciles, y ello puede llevar a la peña a pensar que vives en Puerto Banús y que tienes un garito al lado del de Dinio, y eso no es así.

Lo que yo quería decir es que por más famoso que te puedas creer o cuando ves a alguien que lo está petando lamentablemente en la industria del rap en español la cosa no va así. La movida es que puedes ser portada de revistas y tener cinco discos en la calle y a pesar de eso tener que compaginarlo con otro trabajo.

A raíz de este tema, ¿qué les recomendarías a los chicos jóvenes que quieren meterse en esto y están empezando? ¿Que no se van a comer nada?

Que se lo tomen con mucha disciplina. Eso de que no te vas a comer nada es una mala frase que a mí me han dicho desde que empecé en esta movida mucha gente que siempre te sueltan ese comentario de “si piensas que te vas a hacer millonario con esto, la llevas clara”.

Yo no voy a dar esa frase a la juventud. El que crea que puede aspirar a algo y que tiene la suficiente fuerza como para hacerse rico en esto, que sepa que es cuestión de trabajo. Si no trabajas lo suficiente como para hacerte rico, no serás rico jamás. Pero ni siendo rapero, ni siendo zapatero, ni chapista ni lo que sea.

A los chavales que empiezan lo que sí les diría es que se lo tomen con la mayor seriedad posible y que tengan esa competitividad de intentar ser los mejores y poder comer de esto en la primera división: si quieres vivir de esto tendrás que jugar con los campeones y brillar para poder llevarte un sueldo. Si te lo planteas como un hobby, nunca dejará de ser un hobby.

Comentabas hace poco que tu disco es para mayores de edad y que no lo recomiendas a menores. ¿Buscabas transmitir alguna moraleja o simplemente que la gente se sienta identificada?

Lo que buscaba era transmitir que el mensaje que yo doy en mis canciones no es educativo ni positivo para la juventud. Aunque todo es según cómo lo mires. Recientemente conocí a un chaval que me dijo que ha tenido un problema muy gordo con la heroína durante muchos años y ha estado en un centro de desintoxicación durante tres años en Proyecto Hombre, y me sorprendió porque me dijo “tío, he estado en rehabilitación aislado de la sociedad y cuando he pasado esa etapa y me han dado un poco más de libertad me he puesto a escuchar tu música y gracias a eso he encontrado una motivación para seguir viviendo y salir de esta movida”.

Yo no recomiendo a un padre que deje comprarse mi disco a un chico que puede ser susceptible e influenciable, porque a veces hago apología de la delincuencia o del terrorismo, y aunque ese no sea el mensaje que yo quiero transmitir hay peña que lo entiende así. No es que recomiendo mi música según edades, sino que tengas la cabeza en tu sitio si vas a escucharme y que no tomes ciertas cosas al pie de la letra.

A veces uno tiene un estado de rabia o ansiedad a la hora de escribir y necesita desahogarse diciendo ciertas cosas para poder sentirse más calmado, pero lo que digo no tiene que tomarse al pie de la letra. Quien me escuche debe tener la cabeza fría para decir “esto sí” y “esto no”.

Entonces lo que buscas es que la gente se identifique con tu música y pueda liberar su rabia…

Sí. Que digan “coño, eso me ha pasado”. Así de simple. Que cuando escuches una canción como Una historia de VK digan “eso me suena”. Si no les suena por su vecino les suena por su caso propio o por el del churrero o el pollero o por quien sea. Me parece la polla que la gente se sienta identificada, más allá de que quieran parecerse a uno o no. Yo no quiero ser el ídolo de nadie ni nada por el estilo.

¿Cuáles son tus planes de futuro en cuanto a música?

Seguir trabajando, intentar que el rap en España se desarrolle más, que la gente sea cada vez más abierta y no tengan prejuicios a la hora de escuchar a un rapero cantando sobre ciertas temáticas o sobre ciertos ritmos y trabajar para que tarde o temprano podamos comer de esto para no tener que buscar otras salidas ni otras alternativas.

Los que nos dedicamos a esto desde que nos levantamos hasta que nos acostamos tenemos el mismo mérito y el mismo derecho a tener un sueldo como el que es jardinero o cualquier otro trabajo. Si Dios quiere, de aquí a unos años se podrán modificar leyes y los músicos podremos cotizar a la Seguridad Social por cada concierto que hacemos, y por cada disco y videoclip, y tener una jubilación como todo el mundo. ¿Por qué no?

La gente a veces no se da cuenta de que nosotros empleamos muchísimo tiempo y esfuerzo, y sacamos dinero de nuestro bolsillo para poder invertirlo en la música que hacemos, y a veces no se valora eso: la gente sólo ve a un tío que canta movidas y piensa “este seguro que se rasca los huevos todos los días, no ha dado palo al agua en su puta vida y es un vago que va de estrellita”, y eso no es así. Aquí la peña curra para poder vivir de esto de forma normal.

Por último, unas palabras para tus fans que leen Miusyk.com…

Muchas gracias a toda la peña que está escuchando el disco nuevo y lo está apoyando. Gracias a quienes no me apoyaron hace unos años y ahora sí lo están haciendo porque creo que todo el mundo tiene derecho a rectificar y cambiar su primera impresión sobre un artista. Y gracias sobre todo a la peña que me lleva siguiendo desde mis primeros trabajos y que entienden que mi música desde Real crimen a esta parte no han variado tanto: el mensaje que yo transmito es el mismo, con la diferencia de la forma.

Aunque he tocado diversos palos, a día de hoy me sigo sintiendo el mismo chaval de Real crimen, con siete años más o con diez años más pero haciendo la misma movida y habiendo evolucionado como artista. Esa es la peña a la que más se lo agradezco, la que ha estado ahí desde el primer día y que dicen “a mí me mola Xcese” valorándolo todo.

Muchas gracias.

A vosotros.

Lea la primera parte de esta entrevista.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *