Sexores editan Salamanca, su cuarto, y sorprendente, disco

Sexores editan Salamanca, su cuarto, y sorprendente, disco

Escrito por: David López   @FyDescritura    6 abril 2020     2 minutos

Sexores acaban de editar Salamanca, un cuarto disco en el que siguen por su senda sonora particular que mezcla el rock con el synth pop.

Sexores acaban de editar Salamanca, un cuarto disco en el que siguen por su senda sonora particular que mezcla el rock con el synth pop. El sonido de los 80 está presente en temazos como «Volantia». En «Decretism» apuestan por el pop más limpio para crear ambientes sonoros bastante interesantes.

«Hannya» tiene toques de Depeche Mode, pero sin olvidar algún que otro parámetro de la música gótica. «Posism + Tiraclaurism» aplica cánones metaleros a un corte inquietante. En «Nos lo dijo la serpiente» ponen a prueba tu capacidad de amoldarte a otros tipos de música.

Sexores Salamanca

«Crapaud» podría ser una perfecta banda sonora de una película de terror. «The Depressing Sounds of the Witch» es un corte más rápido que los anteriores donde los destellos de rock consiguen enmarcar la furia de los sintetizadores. «Death by burning» logra también convertir su sonido en una escena terrorífica.

«Mistress of the Marble Hill» es un medio tiempo que nos recuerda a los primeros The Cure, pero pasados por el filtro de los sintetizadores.»Lámpades» es otro pasaje instrumental que nos deja con ganas de más. «Madre» retoma esa senda del pop instrumental de mayor calidad con momentos muy emotivos.

«Salamanka» cierra el disco apostando por ese sonido inquietante que la banda ha logrado perfeccionar. El disco, en su conjunto, no deja de ser una apuesta valiente en cuyas letras se recuerdan a las víctimas de la caza de brujas. Ellos mismos comentan que «cuando la música se adentra en los pasajes más oscuros que hemos explorado en colaboración con diversas artistas de Latinoamérica: una mezcla de darkwave, dreampop, poesía, magia y experimentación sonora. ‘Salamanca’ es una fiesta pagana, un aquelarre, una celebración y el cierre de un ciclo de 10 años de trabajo».

Nuestra opinión es que bien podrían haberse tirado al barro de hacer pachanga y ganar bastante dinero. Que haya músicos que apuesten por crear algo distinto y al margen de lo convencional nos alegra y más si se trata de una obra tan compleja y llena de matices como el disco que te acabamos de comentar. No lo dudes. Se convertirán en una de tus bandas favoritas.

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.